PLASMA RICO EN PLAQUETAS Y ÁCIDO HIALURÓNICO EN GINECOLOGÍA

El plasma rico en plaquetas y el ácido hialurónico, ampliamente utilizados en otras especialidades médicas, ahora nos aportan soluciones en ginecología. Estos tratamientos que forman parte de lo que se denomina «medicina regenerativa» van ganando terreno en nuestra especialidad.

Quizás muchas de ustedes hayan realizado algún tratamiento de medicina estética, odontología o traumatología con plasma rico en plaquetas y/o ácido hialurónico.  Y aunque comparten similitudes, las indicaciones y sobre todo la técnica de aplicación difiere según el tejido a tratar.

Si nunca has escuchado este tipo de procedimientos, empecemos de cero:

¿QUÉ ES EL PLASMA RICO EN PLAQUETAS?

El plasma rico en plaquetas se obtiene de una muestra de sangre del paciente que se centrifuga y, de esa manera, logramos separar el plasma y las plaquetas del resto de los elementos formes de la sangre.

Este plasma rico en plaquetas, al aplicarlo en el tejido dañado libera factores de crecimiento, que promueven la reparación de las lesiones en piel y mucosas, aumentando la vascularización, disminuyendo la inflamación, estimulando el crecimiento celular y la producción de colágeno y elastina.

¿QUÉ ES EL ÁCIDO HIALURÓNICO? 

El ácido hialurónico es un componente muy importante de la piel que contribuye no sólo a otorgar resistencia y firmeza a los tejidos, sino que además promueve la difusión de micronutrientes, metabolitos y  hormonas entre las células, y estimula la migración, proliferación y formación de colágeno por parte de los fibroblastos. Esto se traduce en un tejido más elástico, turgente e hidratado.

¿JUNTOS O SEPARADOS?

Estos tratamiento, hasta hace muy poco tiempo se han utilizado siempre por separado, pero actualmente contamos con un producto sanitario cuya patente es de Regen Lab® (Lausanne, Suiza) donde de manera simultánea y mediante un circuito cerrado, podemos aplicar tanto el plasma rico en plaquetas y el ácido hialurónico no reticulado en el mismo procedimiento médico, con las máximas garantías de seguridad y eficacia demostrada.

Aunque los efectos se potencian con la administración simultánea de ambos tratamientos, no siempre estará indicado el uso de ácido hialurónico, motivo por el que también disponemos de kits de circuito cerrado para uso exclusivo de plasma rico en plaquetas.

¿PARA QUE SE UTILIZA? 

Aquí viene lo más importante.  La aplicación conjunta de plasma rico en plaquetas + ácido hialurónico en ginecología lo utilizamos en:

  • Atrofia vulvar: la aplicación en introito y tejido vulvar aporta mayor elasticidad, hidratación,  disminuyendo la sintomatología propia de la atrofia: picor, escozor, molestias urinarias y/o  durante las relaciones sexuales.
  • Post parto: promueve la cicatrización de episiotomías y/o desgarros vulvovaginales. De esta manera mejoran las molestias durante las relaciones sexuales tras el parto. 
  • Liquen escleroatrófico: mejora el trofismo del tejido, disminuye el prurito por el efecto antiinflamatorio permitiendo disminuir el uso de corticoterapia de manera prolongada. 
  • Incontinencia urinaria: su aplicación mejora el tejido de sostén periuretral disminuyendo así las pérdidas de orina. 

En todos estos casos, aunque parecen patologías muy diferentes, hay un denominador común: los tejidos han sufrido un deterioro, ya sea por procesos fisiológicos como puede ser un parto, o simplemente la edad, o bien puede ser por distintas patologías donde lo que buscamos es restaurar el tejido, eliminando y/o disminuyendo la sintomatología que se presenta.

Hay otras aplicaciones en donde está recomendado el uso exclusivo de plasma rico en plaquetas como es el caso de:

  • Disfunciones sexuales
  • Abortos de repetición/fallos de implantación (endometrio fino)

El principal mecanismo de acción en estos casos es el aumento de la vascularización, por medio de los factores de crecimiento, que se traduce en una mejora en la función sexual femenina, aumentando la frecuencia y/o intensidad en los orgasmos; y en un aumento del grosor endometrial objetivable mediante ecografía, respectivamente.

¿CÓMO SE REALIZA EL TRATAMIENTO?

El tratamiento con plasma rico en plaquetas exclusivo o combinado con ácido hialurónico se realiza en la consulta de manera ambulatoria, con anestesia local, en dos o tres sesiones, dependiendo de la patología a tratar.  Los resultados son objetivables generalmente al mes de la primera sesión.

Se realiza en primer lugar una extracción de sangre al paciente, que se centrifuga para separar los glóbulos rojos y  blancos, del plasma y las plaquetas y luego se aplica en el sitio a tratar, mediante técnica de micro punción o intracavitario si tratamos tejido endometrial.

Contamos para su realización con un circuito cerrado, esto quiere decir que la sangre del paciente se manipula con un sistema que evita el contacto de la sangre con contaminantes externos, a diferencia de otros sistemas abiertos para obtención de plasma rico en plaquetas.  Esto es una diferencia fundamental a la hora de garantizar la seguridad de nuestro procedimiento.

La principal ventaja del plasma rico en plaquetas, a diferencia de otros procedimientos que realizamos en medicina regenerativa, es que es un procedimiento autólogo, es decir, utilizamos el plasma del propio paciente, minimizando así el riesgo de alergia o hipersensibilidad secundario a la administración de un producto terapéutico.

CONTRAINDICACIONES:

  • Trastornos hematológicos y/o de la coagulación hereditarios o adquiridos.
  • Trastornos metabólicos o sistémicos graves no controlados.
  • Pacientes con septicemia o infección aguda en la zona de tratamiento.
  • Hipersensibilidad al ácido hialurónico (en caso de utilizar tratamiento combinado).

¿ESTOS TRATAMIENTOS SUSTITUYEN A LOS TRATAMIENTOS CLASICOS YA EXISTENTES? 

De ninguna manera.  Estos tratamientos están indicados en aquellas pacientes donde los tratamientos convencionales no han resultado eficaces, están contraindicados, o bien la paciente no los acepta.

Una paciente con cáncer de mama que presenta una atrofia vulvovaginal moderada/severa, donde no podemos indicar tratamiento hormonal, y el tratamiento no hormonal no resulta efectivo, es un ejemplo donde podemos utilizar de forma segura y eficaz un tratamiento con plasma rico en plaquetas en combinación o no de ácido hialurónico.

También podríamos combinar con otros tratamientos de medicina regenerativa como el láser vaginal de CO2, o la radiofrecuencia, si queremos potenciar el efecto. Recordemos que los tratamientos de medicina regenerativa buscan, mediante diferentes mecanismos de acción el mismo objetivo, restaurar el tejido, por lo que es una práctica habitual la combinación de tratamientos.

Más información sobre tratamientos láser de CO2: https://carolinapaladino.es/laser-vaginal-en-ginecologia/

Como siempre debemos valorar cada caso en particular, y explicar a nuestras pacientes los diferentes tipos de tratamientos que disponemos hoy en día, desde los más clásicos hasta los más innovadores, y que sea ella, con el asesoramiento adecuado, quien decida el mejor tratamiento a seguir.

2021-12-12T22:52:55+00:00 diciembre 12, 2021|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies