Día mundial de la fertilidad | Carolina Paladino

Para muchas parejas, la posibilidad de tener un hijo no es simple, sino que viene cargada de desafíos. De hecho, la infertilidad es bastante más común de lo que creemos. Justo para tomar conciencia de ello, el 4 de junio se celebra el Día Mundial de la Fertilidad, con la intención de aumentar la conciencia sobre los problemas de fertilidad que afectan a muchas parejas en todo el mundo, promoviendo el diálogo abierto y reduciendo el estigma asociado con la infertilidad.

4 de Junio, Día Mundial de la Fertilidad

La infertilidad es una condición que afecta a aproximadamente una de cada seis parejas en edad reproductiva. A pesar de ser un problema común, muchas personas evitan hablar de ello debido a la vergüenza o el miedo al juicio social.

El Día Mundial de la Fertilidad busca cambiar esta percepción, proporcionando una plataforma para la educación y el apoyo. Este día también destaca la importancia de los avances en tratamientos de fertilidad y el acceso a atención médica adecuada.

Si te interesa conocer tu estado de fertilidad, es importante que asistas a una consulta ginecológica. En ella te asesoraremos sobre los exámenes indicados para revisar tu estado de fertilidad, y en caso de que lo desees, planificar tu salud reproductiva. 

La importancia de la atención a la fertilidad

La atención a la fertilidad es crucial por varias razones, que se destacan al hablar del Día Mundial de la Fertilidad. En primer lugar, te permite identificar y tratar problemas de infertilidad de manera temprana. Cuanto antes se detecten los problemas, mayores serán tus posibilidades de éxito en el tratamiento.

Además, recibir atención especializada puede proporcionarte a ti y a tu pareja el apoyo emocional necesario durante este proceso. La infertilidad puede ser una experiencia muy estresante y tener un impacto significativo en la salud mental y emocional. Por ello, contar con un equipo de profesionales capacitados puede marcar una gran diferencia en tu experiencia como paciente.

Causas más comunes de infertilidad

En el marco del Día Mundial de la Fertilidad, quiero compartir contigo algunas de las causas más comunes de infertilidad, que pueden variar y afectar tanto a hombres como a mujeres. 

Entre las mujeres, las causas más comunes incluyen problemas ovulatorios, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP) y la insuficiencia ovárica prematura. Las obstrucciones en las trompas de Falopio, la endometriosis y las condiciones uterinas, como los fibromas, o las malformaciones uterinas también pueden afectar la fertilidad.

En los hombres, los problemas de infertilidad suelen estar relacionados con la producción y calidad del esperma. La oligospermia (bajo recuento de espermatozoides) y la astenospermia (movilidad deficiente de los espermatozoides) son condiciones comunes. Factores como las infecciones, el varicocele y los problemas hormonales también pueden influir.

Además, factores como la edad, el estilo de vida, el sobrepeso y el estrés pueden afectar la fertilidad en ambos sexos. Fumar, consumir alcohol en exceso y llevar una dieta poco saludable son hábitos que pueden reducir tus posibilidades de concepción.

Cómo mejorar la fertilidad

Para conmemorar el Día Mundial de la Fertilidad, no solo es necesario profundizar en las causas que pueden afectarla. También es vital dar con consejos para mejorar tu fertilidad, seas hombre o mujer. Esto suele implicar tanto cambios en tu estilo de vida como tratamientos específicos. Veamos algunos consejos prácticos para aumentar tus posibilidades de concepción:

  • Mantén un peso saludable: Tanto el sobrepeso como el bajo peso pueden afectar la ovulación y la producción de esperma. Adopta una dieta equilibrada y haz ejercicio regularmente. Esto puede ayudar a mantener un peso adecuado.
  • Evita el tabaco y el alcohol: Fumar y consumir alcohol en exceso están vinculados a una menor fertilidad. Reduce o elimina estos hábitos para mejorar la salud reproductiva.
  • Gestiona el estrés: El estrés crónico puede afectar negativamente la fertilidad. Practicar técnicas de relajación, como la meditación y el yoga, puede ayudarte a reducir el estrés.
  • Consulta a un especialista: Si después de un año de intentar concebir (o seis meses para mujeres mayores de 35 años) no lograste el embarazo, es recomendable consultar a un especialista en fertilidad. Los tratamientos pueden incluir medicación, cirugía o técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial y la fertilización in vitro (FIV).

El Día Mundial de la Fertilidad es una oportunidad para aumentar la conciencia y el apoyo en torno a los problemas de fertilidad. Comprender las causas de la infertilidad y las formas de mejorar la fertilidad puede ayudar a muchas parejas a alcanzar su sueño de tener un hijo.

2024-06-03T21:28:47+00:00 mayo 30, 2024|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies