EMBARAZO EN VERANO: 10 CLAVES PARA AFRONTARLO

El verano es una época maravillosa y el embarazo puede que también, sin embargo su combinación no siempre es la mejor. En el siguiente post te cuento las 10 claves para pasar un embarazo saludable disfrutando al máximo de esta estación del año. 

  1. Apuesta por comidas ligeras: ensaladas, gazpacho, salmorejo, verduras o carnes a la plancha y evita aquellas comidas más copiosas sobre todo de cuchara, como guisos o potajes. La fruta es un buen tentempié que nos aporta agua, vitaminas y minerales así que son una buena opción para media mañana o nuestra merienda durante el embarazo. Procura realizar las  5 comidas al día pero siempre raciones pequeñas, para que el estómago lo tolere mejor.
  2. Bebe mucho: la hidratación es importante, y en verano mucho más. La falta de agua en nuestro organismo puede desencadenar contracciones por la liberación de oxitocina junto con el estímulo de la hormona antidiurética, por eso debes evitar estar deshidratada. El agua es la mejor opción, y fría mejor, sobre todo si padeces de nauseas o vómitos. También las infusiones frías, como por ejemplo de jengibre también te ayudarán a mantenerte hidratada y evitar esta sintomatología frecuente durante el embarazo. ¿Qué te vas de verbena? Apuesta por la cerveza sin alcohol como mejor opción.
  3. Actividad física si, pero adaptada: opta  por realizarla a primeras horas de la mañana o últimas de la tarde, evitando el calor excesivo. Natación o actividades como pilates o yoga son las mejores opciones durante el embarazo. Evita aquellas más aeróbicas en esos días de altas temperaturas. Y no te olvides de tomar agua o bebidas isotónicas antes, durante y después del entrenamiento.
  4. Elige prendas ligeras: las prendas de algodón o lino serán las más adecuadas para que te sientas cómoda y también para evitar problemas de piel y mucosas. Lo mismo sucede con la ropa interior: preferentemente algodón y colores claros, ya que el exceso de sudor y humedad favorece la aparición de infecciones vulvovaginales, y los tintes oscuros la aparición de dermatitis.
  5. Apuesta por calzado cómodo: olvídate por unos meses de los tacones y opta por calzado preferentemente plano o con poca altura y sobre todo holgado.  Los pies y tobillos irán reteniendo líquido a medida que avance tu embarazo y si estás mucho tiempo de pie o sentada comenzarás a tener edema. Y con el calor del verano mucho peor.
  6. ¿Te vas de viaje?: hasta la semana 34-36 de embarazo puedes viajar en avión. No hay contraindicación de semanas para viajar en barco o coche. Viajes de la manera que sea, procura caminar 15 minutos cada 3 horas para evitar estar mucho tiempo en la misma posición y relajar la musculatura de la pelvis y movilizar las piernas y tobillos.
  7. No te olvides de tu protección solar: tanto si vas a la playa o sales a dar un paseo. Por culpa de la hormona melanocito estimulante tendrás más riesgo de que aparezcan manchas oscuras sobre todo en la cara y que se pigmenten cicatrices o lunares preexistentes. Así que lleva siempre contigo protección solar con FPS 50.
  8. ¡Bienvenida playa!: las que tenemos la suerte de vivir en Galicia o en sitios cercanos a la playa es la opción perfecta para dar unos paseos o darte un buen chapuzón. El agua fría mejora la sintomatología de las piernas cansadas y te ayudará a disminuir el edema de miembros inferiores. Así que incorpora los paseos en la playa en tu rutina diaria.  Eso si, procura evitar estar expuesta al sol en las horas centrales del día.
  9. Casa rural: las escapadas rurales también son una buena opción para desconectar de la rutina diaria y conectar con nosotras mismas y la naturaleza. Pero no te olvides que debes evitar aquellos productos lácteos sin pasteurizar o alimentos crudos , así que presta atención a los productos caseros que consumes.  Tienes más info sobre alimentación: https://carolinapaladino.es/claves-para-una-alimentacion-saludable-durante-el-embarazo/
  10. Descansa: el descanso es fundamental para que tu cuerpo se recupere del día a día. Para un buen descanso te recomiendo que cenes ligero dos horas antes de ir a dormir.  Trata de estar erguida posteriormente para facilitar la digestión. Procura descansar con ropa de cama de algodón y en ambientes ventilados. Evita el uso de tabletas, tv o móvil antes de ir a la cama, ya que la luz que emiten inhiben la liberación de melatonina del organismo, dificultando así el sueño.

¡Espero que con estos consejos puedas pasar un verano y embarazo espectacular!

2023-08-11T10:56:42+00:00 julio 23, 2022|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies